Lubricante, juguetes y acción

Los primeros días no se sabía muy bien lo que hacía, y mucho menos lo que había detrás de la pantalla “era seria y sonreía poco, ahora lo hago con amor sonriendo en la transmisión”.


Unos días son mejores que otros. Pueden pasar horas frente a la cámara y la retribución por el trabajo no es el esperado, a diferencia de otros días el sonido del toquen y los mensajes en el chat se convertían en placer para Lea. Transmitir por privado es tener un contacto directo con el usuario y charlar sobre lo que desea, un par de preguntas y se desenvuelve la formación de catarsis para los dos.


Algunos solo desean un poco de charla, contar y escuchar sobre el día, algunas historias y recuerdos que desea compartir, ver el rostro de la chica y dejar fluir una conversación que deseaba tener con ella. El tiempo es de él, lo pagó y decidió conversar. Otras personas quieren usar el tiempo para materializar deseos que encienden el fuego de su ser con la chica detrás de la cámara.


La seriedad y el no sonreír fácilmente se fue aligerando cuando se liberó emocionalmente, a medida del tiempo empezó a tener amor al trabajo, disfrutar de la transmisión. Al principio la información que me dieron “era dar compañía, ofrecer una distracción” que estimulará las vibraciones y erice la piel.


Lea habla con ellos por whatsapp o Instagram en el día y cuando ella se va a conectar les avisa para que vayan a verla, hacer retos, hablar, jugar, cantar, a escuchar música juntos etc. Hay personas que quieren “que estornude, que te hagas la embarazada, que me masturbe al máximo placer, que use dildos por delante por detrás y muchas cosas más” y aunque algunas no eran tan comunes las hacía y hace con total respeto, entregada a su trabajo.


Ser webcamer representa transmitir mientras otras chichas en el mundo también lo hacen, y para ser más vista y ranquearse entre todas hay que dedicar más tiempo en vivo, “cuando empecé hacía 12 horas, 16 horas, llegué a transmitir 36 horas” porque como dice ella y que aplica a cualquier trabajo, deporte, hobby “el que persevera alcanza”.